viernes, 28 de agosto de 2009

Arani festividad de La Virgen la Bella


A 62 kilómetros de la capital cochabambina se encuentra la población de Arani, un pueblo enorgullecido por el sabor y tamaño de sus panes aquí se festeja del 24 al 25 de agosto la fiesta de su Santa Patrona, la Virgen La Bella. Esta fiesta congrega a peregrinos que llegan de las diferentes provincias y parroquias. La Virgen la Bella, de rostro moreno y facciones de belleza autóctona, recibe con los brazos abiertos a miles de agricultores que pedirán una mayor producción agropecuaria.

Los peregrinos subirán una empinada cuesta hasta el calvario, en la que están localizadas catorce estaciones.

En cada estación, los devotos se detienen un momento para lanzar una pequeña piedra a la cruz del camino, como señal de pedir perdón por las faltas cometidas.

Otros devotos se acercan al “banco de la Virgen” para golpear la roca y sacar pequeños fragmentos que representan el “préstamo” recibido de la virgencita, a condición de que el próximo año se devuelva lo prestado con su respectivo interés.

Ya en la cumbre del calvario, la mayor parte de los devotos compran “casas”, challan y disfrutan el ritmo de la diana y las cuecas que interpreta algún grupo de músicos o una pequeña banda.

El día de la fiesta -25 de agosto- se celebra una misa solemne, luego la procesión por la plaza principal, acompañado por los danzarines y la banda de músicos, para finalizar con una fiesta familiar de encuentro y alegría. Los devotos degustan el helado casero y los bizcochos especiales.

El 25 de agosto es la “kacharpaya”, es decir la despedida de la Fiesta de la Virgen.